*

No te avoraces. Cortar no es fácil… de hecho es duro, pero eso de “un clavo saca a otro clavo” no es un buen dicho. Aguanta… Si no estás segur@, lee esto.