*

El transporte público nos ha hecho sufrir en varias ocasiones, nos ha hecho creer que nuestra vida corre peligro y que nunca volveremos a ver a nuestros seres queridos.

Si frecuentas las micros, combis y camiones, sabes de lo que hablamos.