*

Lana del rey se reinventa con su nuevo disco Norman Fucking Rockwell, del que tiene casi un año que escuchamos canciones como “Mariners Apartment Complex”, y ahora que se ha materializado el álbum entero te lo disecciono en las 7 cosas que más amé de él.

Te puede interesar:
7 Preguntas al Manager de Innovación Digital de Coca-Cola

1.-Vayamos de las cosas generales a las particulares, Lana del Rey lanzó el viernes pasado un disco de 14 canciones en las que se reinventa, sin dejar de ser una cantante pop nos deja boquiabiertos con la evolución de su trabajo en el que pasa de cosas más globales a un sonido muy peculiar, un sonido que en recuerda a mi amada/odiada Hope Sandoval, y al pop stoner agridulce, un sonido con el que crecí y que amo.

2.-Lana del Rey se inspira en cantantes com Leonard Cohen o Neil Young, para darnos un disco que es un paseo de altibajos como la misma vida, y que a mi me hace too el sentido que haya puntos álgidos y bajones, otros amigos de la prensa lo ven como con canciones de relleno, pero yo lo veo como un recuerdo para construir un discurso como una pieza discográfica entera más allá de la colección de singles en las que los discos se han vuelto hoy en día.

3.-Lana del Rey se pone política y le demuestra a Kanye West lo mal que está haciendo las cosas al apoyar a Donald Trump con su canción “The Greatest”.

4.-Jack Antonoff, firma como productor del disco, pero con él colaboran Lana Del Rey, Rick Nowels, Andrew Watt, y Happy Perez. Esta mezcla genera este viaje hipnótico de baladas, voces luminosas pero etéreas, y un entorno maravilloso que le da un encanto a este disco donde se siente una ausencia de los sonidos que dominan actualmente la radio para llevarnos a lo antaño.

5.-Este disco nos sumerge en un estado de ánimo soporífero, y decadente, justo como es la vida misma en estos días en que poco a poco las grandes corporaciones nos van programando para consumir gracias a la big data, y la desición propia va desapareciendo para transportarnos a un mundo distópico que hemos podido ver en pelis como “Idiocracy” de Mike Judge, ¿apoco no la depresión es parte de esta vida moderna? pues aquí tienes un álbum que complementa el ascenso a ese punto.

6.-“Doin’ Time” es un gran homenaje en un estilo de trip-hop orgánico a un clásico de Sublime y me encanta la reinterpretación, con samples de la original sin romper ese balance y estado anímico al que llegamos luego de fumar dos blunts en la mañana.

7.-Estoy seguro que algunos de los mejores hits de Cat Power fueron detonadores creativos de Lana del Rey para generar una obra que me remonta a la Chan Marshall pre-rehabilitación, y antes de conocer la maternidad.

Te juro que si sientes nostalgia por otros tiempos musicales, o la depresión es parte de tu vida, vas a amar esta nueva obra de Lana del Rey del principio al fin, así que no se diga más y disfruta Norman Fucking Rockwell y descubre por qué puede ser el parteaguas de la creación del mejor nuevo disco de música americana:

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.