Conoce a la chica que consiguió un doctorado en Cambridge sin haber ido a la escuela

21 February 2018

¿Eres de los que todavía está haciendo su tesis a casi 10 años de haber salido de la universidad? Aprende de Tara Westover, ella ya hizo todo un doctorado en Cambridge y sin pararse un solo día en la secundaria o preparatoria. ¿Qué fue lo que hizo? Simplemente vivir la vida que el paranoico de su padre le proporcionó; así de sencillo.

Tara Westover tiene 31 años pero a los 27 se graduó de la universidad de Cambridge en Inglaterra, pero lo curioso es que jamás se paró en la secundaria; de hecho no tiene algo que certifique su educación básica y primaria, y es que durante años vivió aislada del mundo porque su padre vivía en un estado permanente de paranoia y en una zona rural.

También te puede interesar: Así es como la ciencia dice que puedes recuperarte de cualquier fracaso

Su papá, integrante de una familia oriunda de Idaho en Estados Unidos, siempre pensó que debía preparase a sí mismo y al resto de sus parientes, para un desorden político o social. ¿Una guerra quizá? El señor siempre pensó que las escuelas formaban parte de un plan macabro del gobierno que le lavaban el cerebro a los habitantes de su estado y país. Por ello mismo, no permitió que Tara fuera a tomar clases; su madre y hermano le enseñaron a leer pero hasta ahí. De hecho si alguien en su familia sufría un accidente, el patriarca evitaba a toda costa que acudiera a un hospital pues estos eran parte de ese maquiavélico plan.

Fue así que Westover comenzó su autoeducación pues sus mismos padres le inculcaron aprender si ella misma se lo proponía, todo esto al mismo tiempo en que su papá se hacía de armamento para el día en que la “guerra” se desatara. Hasta llegó a adquirir armas pesadas para derribar helicópteros. Whaaa?!?!

La joven que cuenta su historia en el libro Educada, dice que compraba libros de texto a escondidas para cada noche leerlos y estudiarlos; con ese conocimiento aprobó los exámenes de la universidad para ingresar. Mientras eso acontecía, poco sabía Tara que lo que sucedía en el mundo exterior era una realidad totalmente ajena a la de su casa y su familia. Por ello al llegar a los salones de clase de la institución de Harvard (wow), vivió con miedo constante pues se enfrentó a los salones de clase y a la convivencia con demás estudiantes. Westover dice que se fue acostumbrando, pero al jamás haber estado en esa situación, se enfrentó a un miedo muy grande.

Hoy en día Tara declara que ya está separada de la secta y/o religión que le enseñaron sus padres, aunque dejar esa creencia inculcada fue “traumático”.

“Creo que a muchas personas les han enseñado que no pueden aprender por sí mismas”, compartió la ahora doctora.