*

Maldita sea 2020, ya déjanos tranquilos aunque sea un ratito. Ahora el guitarrista de Queen Brian May, sufrió un ataque al corazón y fue llevado de urgencia al hospital.

Brian May, mejor conocido por ser un gran músico de la leyenda británica Queen, sufrió un infarto y a través de su cuenta en Instagram dio a conocer que su doctor lo llevó al hospital. Maldita sea 2020… ¡qué pasa!

También te puede interesar: Los tapabocas de luchadores que necesitas para la cuarentena

Ya antes el guitarrista había dicho en sus redes sociales que se había lesionado los glúteos en un accidente casero en su jardín pero que también había estado teniendo problemas cardíacos.

“Me hicieron una resonancia magnética y sí, tuve una rasgadura en mi… mi glúteo mayor”, comentó en su video del lunes de la semana pasada. Posteriormente afirmó que su dolor continuaba hasta el punto de hacerse una resonancia magnética en su columna vertebral para descubrir que tenía un nervio ciático oprimido.

“El nervio estaba severamente comprimido y es por eso que tuve la sensación de que alguien me estaba poniendo un destornillador en la espalda”.

Pero hasta ahí nada del infarto, ¿cierto?

Resulta que May sintió dolor en el pecho, así como opresión por cerca de 40 minutos.

https://www.instagram.com/tv/CAmCpCjF26v/?utm_source=ig_embed

En medio de toda la saga del dolor de nalga tuve un pequeño ataque al corazón”, dijo, y agregó que soportó alrededor de 40 minutos de dolor y opresión en el pecho. Su médico lo llevó al hospital donde le dijeron lo que pasaba.

“En realidad resultó que tenía tres arterias que estaban congestionadas y en peligro de bloquear el suministro de sangre a mi corazón”. Maldita sea…

Después de esto el también compositor de grande rolas de Queen afirmó que se decidió por ponerse tres stents, que son tubos cortos de malla de alambre que fungen como andamio para que sus arterias se mantengan abiertas.

“Cuando llegué, fue como si nada hubiera pasado: no podía sentir que habían estado aquí, no podía sentir nada”.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.