Si quieres llevarte mejor con una persona debes bailar con ella

26 November 2019

Un estudio de 2014 de la Universidad de McMaster, en Canadá nos explica la importancia del baile en las relaciones interpersonales y ahora ya entendí porque no me llevo bien con nadie, ¡mamá no me enseñaste a bailar!

Este estudio realizado por Laura Cirelli y Kate Einarson, participaron 68 bebés de 14 meses, que demostraron que eso de estrechar los lazos con las personas con las que bailamos lo traemos ya “de serie”, desde que nacemos. La metodología fue ponerse una frente a la otra, con uno de los bebés en brazos, todo esto con música de fondo, una debía mecer al pequeño a la vez que movía su propio cuerpo, mientras que la otra también lo movía a un ritmo diferente al que se desplazaba ella.

Los resultados fueron que un 30% de los que se habían movido con un ritmo diferente al de la experimentadora ayudaban, pero que la cifra ascendía hasta un 50% si se habían bamboleado a la vez. Pero eso no es todo, ya que además de este ritmo, se descubrió que el bailar junto ayudó a crear lazos afectivos.

Eso no aplica solo en bebés ya que en 2015, en un estudio posterior, investigadores de la Universidad de Oxford vieron que durante una clase grupal de danza la sincronía entre los bailarines ayudaba a reforzar sus vínculos sociales, además de subir su umbral del dolor, por la liberación de endorfinas, wow.

Se demostró que esto también es aplicable a otras disciplinas, en 2015, otro grupo de científicos de la misma universidad, tuvieron conclusiones similares con un equipo de remeros y otro de jugadores de rugby, en dos experimentos diferentes.

Vía: Hipertextual.