Si tu celular es de esta marca es posible que el gobierno de China te esté espiando

24 July 2018

Reino Unido, Estados Unidos y Australia sospechan que Huawei, marca más posicionada en 12 países, podrían estar trabajando como espía para China.

Te puede interesar: Galilea Montijo ofrece 100 mil pesos si demuestras que dijo que si ganaba AMLO se va del país

Huawei

El gobierno de Theresa May señala problemas técnicos en las redes de los dispositivos chinos, a lo que la trasnacional respondió que ninguna inspección ha encontrado vulnerabilidad en sus dispositivos y recalca que se trata de una empresa privada que no está bajo control del gobierno de Xi Jinping.

El Centro de Evaluaciones de Seguridad Cibernética de Huawei (HCSEC), grupo de supervisión creado por la propia compañía china en 2010 ante el recelo de Reino Unido de la que forman parte expertos británicos de ciberseguridad, ha identificado algunas áreas de mejora en el proceso de ingeniería de los equipos, pero asegura que la ciberseguridad sigue siendo la principal prioridad de la trasnacional por lo que continuará mejorando activamente los procesos de ingeniería y los sistemas de gestión de riesgo.

Durante la última década Huawei ha intentado profundizar sus lazos con Gran Bretaña, la compañía emplea en este país a 1.500 personas y en febrero, tras una reunión entre Sun Yafang (presidenta de la compañía) y la primera ministra británica, se comprometió a invertir 3.350 millones de euros en el país europeo.

Por su parte Estados Unidos decidió no utilizar modelos de Huawei en sus bases militares y advirtió a la población sobre el uso de la marca, pues asegura que aunque los problemas técnicos son comunes en todos los productos tecnológicos pueden ser beneficios para los piratas informáticos. Lo que frustra los esfuerzos de la empresa china por establecer su negocio telefónico en el país norteamericano. Best Buy, compañía estadounidense especializada en venta de electrónicos, ha dejado de almacenar productos de la marca china, y el acuerdo acuerdo de innovación con AT & T Inc se canceló en enero.

Las agencias de inteligencia de Australia también temen que Pekín obligue a la compañía a entregar sus datos por lo que se prepara para prohibir el suministro de equipos en su territorio.