*

Si hay algo que no ponemos en duda cuando escuchamos a nuestras abuelas recetar remedios naturales, es los beneficios de todos aquellos en los que la miel es el ingrediente principal. Sus propiedades nutritivas, antioxidantes, humectantes, cicatrizantes, terapéuticas y cosméticas han sido ampliamente difundidas por diferentes culturas y, hoy, es empleada en la elaboración de cremas, productos para el cabello, aceites, mascarillas y tónicos.

Tú por tu parte, puedes hacer efectivas recetas que nos vas a agradecer.