4 Consejos de negocios que nos dejó Bob Esponja

29 November 2018

Vive en una piña debajo del mar, su cuerpo absorbe y sin estallar. El mejor amigo que podrías desear, y como a un pez le es fácil flotar. ¿Quién es? Bob Esponja, un emprendedor que deja cuatro lecciones importantes por si lo quieres considerar para tu nuevo negocio.

Uno de los episodios que Bob Esponja dejó una moraleja, y una muy clara para futuros emprendedores. ¿De qué se trata?

También te puede interesar: El vestido blanco de Ariel Winter te va a hacer tu noche de martes

En esta capítulo Esponja, Bob recibe por error una revista de lujo y por eso se le ocurre que sería grandioso hacerse millonario. Bueno, ¿quién no? Es así que se asocia con su amigo de siempre Patricio Estrella para iniciar un negocio de barras de chocolate y venderlas de casa en casa. Este producto tiene dos variantes, una con nueces y la otra sin. Las lecciones que se aprenden en la serie animada son.

Presupuesto y pérdida de clientes

Esponja y Estrella consiguen un cliente que parece uno de esos locos de los que casi no quieres que te compre porque parece un obsesivo de tu producto. Este personaje era amante del chocolate y como Bob y Patricio no pudieron manejarlo, huyen de él. Como no han sacado el producto y no han tenido ventas, se enfrascan en una estafa de un vendedor de empaque para su barras de chocolate; ellos piensan que es una gran idea y se gastan su presupuesto ahí sin haber consultado antes otras opciones y/o además, haber evaluado la calidad de esa envoltura.

Por otro lado se dan cuenta que al querer abrir el empaque y llegar al chocolate, esto es muy tedioso y difícil, casi imposible.

Publicidad engañosa

Cuando Bob Esponja cree haber encontrado a su primer cliente, una viejita que al principio no quiere adquirir el producto, el personaje amarillo y compañía le dicen que si se unta el chocolate en la piel entonces la va a rejuvenecer. Sip… publicidad engañosa.

Escucha a tus clientes

Al final se vuelven a encontrar con el cliente obsesivo por el chocolate, ese al que no lo quisieron vender. Él les ofrece comprarles todo su producto. ¿Lección? Escucha a tus clientes.

Autenticidad

Al final del episodio el par de emprendedores logran vender solo una barra de chocolate pero no a través del método correcto y mucho menos, por lo que es un chocolate, si no por técnicas engañosas, etc. Claramente no encuentran la riqueza que buscaban ni mucho menos, pero aprenden que no fueron auténticos con lo que en un principio comenzaron.

Al final del episodio no se vuelven ricos pero con las ganancias que obtienen lograr pagar una cena costosa.