7 estados de ánimo por los que pasas según tu semana oficinista

24 September 2018

El inicio de semana siempre es y será un calvario. Aunque tu chamba te encante el lunes es día pesado porque te saca de ese estado mental que disfrutaste a morir durante gran parte del viernes, todo el sábado y casi todo el domingo. Ahora no queda de otra más que regresar a la a veces muy difícil realidad.

Los insufribles lunes

Para este día dejas atrás tu ropa de fin de semana para ponerte otra vez un uniforme que es un traje e incluye camisa de manga larga y corbata. NOT!

También te puede interesar: Estuve de stalker en el Instagram de Lucero y todavía se rifa la señora

Martes de que aún sientes que es lunes

Este día es como si el tiempo se parara porque ya pasaste el horrible lunes pero todavía no estás ni a la mitad de la semana y ya quieres que al menos sea jueves.

Miércoles de “ya voy de gane”

Los miércoles ya son ganancia. Sabes que estás a la mitad de semana y pronto se acabará para que sea jueves, y los jueves todos sabemos que ya se sienten como viernes.

Jueves de chelas

Y si ya saliste de la oficina mejor. Los jueves son para ir a chelear con la vaga idea de que ya solo queda un día más en la semana de trabajo y ya, y además ese día es casi falso. Todos salen temprano.

Viernes de que ya todo te vale madres

Es hacer más de lo mismo que el jueves (después del trabajo) con la gran diferencia que al día siguiente no te tienes que levantar temprano.

Sábados y domingos

El sábado hasta sientes que hay más sol. Todo se ve bien bonito… ¿pero el domingo? Aquí, más en la tarde, todo empieza a deteriorarse y hasta el cielo se nubla porque sabes que queda poco tiempo para que otra vez sea lunes. El horrible lunes.