9.4 millones de dls recibió luego de beber desinfectante en un restaurante

24 January 2022

Esta persona recibió un total de 9.4 millones de dólares luego de que en un restaurante le dieran de beber desinfectante en vez de agua.

William Cronnon fue al restaurante Cracker Barrel en abril de 2014. Ahí pidió un vaso con agua pero en vez de darle eso le entregaron un desinfectante de cocina, Cronnon bebió Eco-San, un limpiador doméstico que se almacenó en una jarra sin marcar.

Advertisement

También te puede interesar: Los tapabocas de luchadores que necesitas para la cuarentena

Cronnon tuvo quemaduras en la boca y esófago, y ocho años después, sigue teniendo secuelas por haber ingerido esa sustancia. Y es que de acuerdo al reportero Samuel Peña del medio WTVC, Eco-San es un riesgo para la salud en categoría 3, es decir que se considera un “peligro extremo”.

Cracker Barrel fue demandado por Cronnon y luego de muchos años, el jurado dictaminó que la cadena de restaurantes debía pagarle 9.4 millones de dólares en daños, incluidos otros 730,000 en daños económicos.

“Si bien tenemos un gran respeto por el proceso legal, obviamente estamos decepcionados y en total desacuerdo con el fallo del jurado en este caso, que involucró un incidente desafortunado y aislado que ocurrió en una de nuestras tiendas hace ocho años”, dijo Cracker Barrel en declaración a WTVC. “Aunque estamos considerando nuestras opciones con respecto a este veredicto, nos complace que este asunto haya quedado atrás para que podamos concentrarnos mejor en cuidar a nuestros huéspedes y empleados en todo el país”.

El abogado de Cronnon, Thomas Greer, cree y espera que su cliente no vaya a recibir ese dinero porque Cracker Barrel, seguramente, va a seguir apelando el veredicto.

“El jurado emitió un veredicto por daños compensatorios de $4.3 millones en solo 30 minutos, uno de los veredictos más rápidos que jamás hayamos visto, y otorgó daños punitivos de $5 millones después de solo 10 minutos de deliberación adicional”, comentó Greer a CNN. “La velocidad del veredicto, combinada con una cantidad superior a la que pedimos, habla de lo peligrosa que era la política de Cracker Barrel”.

Advertisement