*

Quizá eres un líder y por no estar en una posición de poder en tu trabajo lo sepas. A lo mejor simplemente estás en busca de chamba y necesitas ir a una entrevista… ellos necesitan a un líder y estos, a lo largo de la historia se han caracterizado por siempre vestir con una blusa y falda, o en el caso del hombre con traje y corbata.  De acuerdo a una nueva investigación, hemos vivido engañados.

Investigadores de la Universidad de Exter Business School y de la Bradford School Of Management, hicieron un experimento en el que le mostraron a la gente imágenes de modelos. Luego les dijeron que decidieran cuáles lucían mediocres, cuáles promedio y cuáles como líderes excelentes. Los resultados fueron sorpresivos pues los que lucían traje, corbata, blusas o faldas fueron a los que peor les fue.

El estudio demostró que la gente refleja su propia imagen, identificando a líderes como personas que lucen como ese mismo grupo que participó en el experimento. Si a ti te gusta vestir de jeans, sudadera o una simple chamarra, buscas a un líder que se vista igual que tú. Así que Mark Zuckerberg de Facebook sea el jefe de tus sueños.

Claro que los resultados no sólo se limitaron a la ropa si no también a la actitud. Si alguien a quien le guste la autoridad, quizá quieras a alguien similar. Y si valoras mucho la amistad, una persona que sea de confianza será tu prioridad.

¿Conclusión? Tu mejor accesorio de vestir es la autenticidad.

En varias investigaciones similares a la mencionada, se sugiere que la autenticidad es más importante en cuanto a liderazgo. Si te sientes más cómodo y sientes que puedes hacer tu trabajo y conectar mejor con los demás en lo que te gusta vestir entonces no deberías gastar dinero en trajes y corbatas.

Con esta nueva investigación, modelos de negocios modernos son más variados en términos de moda, al fin y al cabo hoy en día los millennials son grandes fuerzas de trabajo que demandan comodidad y flexibilidad.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.