Chambas en línea que las compañías más solicitan

31 July 2019

Si ya no quieres trabajar como esclavo en una oficina quizá quieras voltear a ver estas chambas en línea, las cuales podrían ser tu salvación e incluso tu salida de la empresa actual en la que laboras.

chambas en

De acuerdo a Freelance.com, las chambas en línea son la alternativa pues muchas empresas ya prefieren mandar a hacer algunas de sus tareas a freelancers y no con sus empleados para así no cargarles la mano.

También te puede interesar: Nuestra ilustre Britney Spears en traje de baño y en excelente forma física

Las chambas en línea más demandadas son.

Asistente Virtual

Las empresas creen mejor contratarse un asistente desde casa que a tener uno en la oficina, y es que con eso pueden encontrar más efectividad y productividad, sin dejar de lado que se van a ahorra una buena lana.

Atención al cliente

Imagínate a tener alguien 24/7 (no literal, obvio) durante todo el año que esté atendiendo a tus clientes de forma efectiva, y mejor aún, que lo puede hacer desde cualquier parte del mundo.

Esta es una de las chambas en línea más preciadas y además de mayor ingreso.

Google Adwords

Si te preparas en esto puedes conseguir buenos empleos de freelance. Tienes que planificar con base en palabras clave, atraer a gente a través de eso. Es una buena forma de ganar dinero de un gigante que maneja toda su publicidad en línea.

Metatrader

A través de esta herramienta se puede comercializar cualquier cosa. La plataforma es tan popular que el comercio de minoristas estás creciendo a pasos agigantados. Además se puede comercializar en pesos, dólares, etc. Puedes ganar un buen dinero sin cargos adicionales.

Administración de correo electrónico

Qué tan increíble puede ser Internet que ya hay quien pueda tener una chamba administrando una cuenta de correo electrónico. Esto lo solicitan compañías grandes y multinacionales. Y es que lo que quieren es que haya gente que administre correos y los clasifique en cuanto a la prioridad con la que se deben atender.