Consejos para que alcances la felicidad en (tu tan odiado) trabajo

22 March 2019

Si bien tu empresa no es una “feliz” quizá tú sí puedas serlo (más de eso por acá). Y es que a veces las condiciones nos llevan a la tristeza y odio absoluto a este trabajo que tal vez pague bien pero en lo profesional no sea lo que esperabas. En lo que encuentras otro llévatela leve y trata de odiar lo menos posible. ¿Cómo?

No necesitas más dinero o dejar de hacer cosas en tu chamba para ser más feliz. Sigue estos consejos para comenzar a eliminar ese odio y rencor que tienes por tu actual empleo.

También te puede interesar: La forma en que Ariel Winter se ejercita y pierde peso es muy hot

No juzgues

Sí, odias tu trabajo pero tranqui, tampoco es que sea el fin del mundo. Y para que justo no odies más a todo ahí empieza por no juzgar a la gente y a ti mismo. Si algo no pasa como querías o cometiste un error, aprende de ello y no te des por derrotado. ¿Lo más importante? No te claves en juzgarte porque eso puede afectar aún más la situación.

Cero rencores

Sí, no te voy a decir que no van a haber rencores porque por supuesto que los va a haber. Algún jefe puede ocasionarlos pero tranquilx, trata de liberarte de ellos y también hacia ti, trata de no recriminarte o peor aún, echarle la culpa a tus compañeros. Es un buen inicio para ser feliz en tu chamba.

Aguanta

Sé que eso de “aguantar” se lee fácil pero el que resistas hasta encontrar otro empleo te será de gran ayuda, sobre todo para el futuro. Recupérate rápidamente de esos instantes malos y adquirirás una gran experiencia para próximas chambas.

Celos

No te claves en quien gana más que tú o quien tiene más oportunidades de crecimiento. Esos celos profesionales solo van a limitarte, tú solo te estarás poniendo el pie. Mejor enfócate en lo tuyo y deja que todo fluya para bien.

Pasión

Para algunas personas una chamba es solo eso; otras la ven como una verdadera pasión. Define que significa para ti y si no es tu pasión entonces trabaja para alcanzar ese objetivo que de verdad quieres. Encuentra tu verdadera motivación.