De todas las empresas en México, 73 de ellas son las únicas incluyentes

27 June 2019

De todas las empresas que existen en el país, que por cierto son varias, solo 73 son incluyentes. Y eso está comprobado por los Human Rights Campaign, pues estas compañías se encuentran comprometidas con la equidad e inclusión laboral. Además de lo anterior, de todas estas compañías, 69 fueron catalogadas como mejores lugares para trabajar LGBT.

de todas

De acuerdo a Francisco Robledo, socio director de la Alianza por la diversidad e inclusión laboral, no es hasta finales de los noventa, o sea hace 20 años aproximadamente o poco más, que las empresas en México empiezan a dar prestaciones por igual a personas de distintos géneros, razas y preferencias sexuales.

También te puede interesar: Jennifer Lawrence te quiere derretir los ojos con estas fotos

La diversidad se ha dado, en parte, porque muchas de todas las compañías son trasnacionales y su corporativo, que por lo general se maneja desde otra nación, evoluciona en el tema y poco a poco va distribuyendo su pensar en las demás naciones.

Hay otras compañías que comienzan a hacerlo porque su principal competencia ya se sumó a la equidad e inclusión. Algunas otras optan porque ven que el mercado LGBT+ es uno muy grande para el negocio, y por supuesto buscan entenderlo para darles lo que piden.

De las empresas que figuran como las 73 que solo son incluyentes, se debieron certificar para tener esa etiqueta. Para hacerlo deben llenar un cuestionario de autodiagnóstico dividido en nueve capítulos (para Estados Unidos), aunque a México solo se trajeron tres que se consideraron indispensables para su sociedad.

El primer capitulo se enfoca en las políticas y procedimientos, el directivo refiere que lo que no está por escrito no se va a cumplir y si está en papel se tiene que volver una realidad. Menciona que la empresa debe decir expresamente que no se discriminará a ninguna persona por su orientación sexual, su expresión e identidad de género, etc.

¿Es sencillo? Según Robledo es difícil que las compañías apliquen políticas de inclusión si no hay quien los dirija en ese aspecto. Se debe comenzar por un gran compromiso.

“No es un asunto de moda, es algo que se viene trabajando de manera internacional por muchos años entonces es importante que [las empresas] lo consideren ya en sus planes”, dijo Robledo.