Lo que tienes que hacer para dejar de ser un procrastinador profesional en tu oficina

22 February 2018

¿Crees que esa terrible condición que te persigue de dejar todo al último o para después es completamente invencible porque te has pasado la vida intentando combatir tus malos hábitos? Pues te tenemos buenas noticias: Sí puedes. Un poco de fuerza de voluntad en conjunto de estas acciones harán que poco a poco dejes de ser ese maldito procrastinador.

1. Haz tu cosa más difícil primero

Utiliza tu energía limitada para luchar contra tu sistema límbico mientras estás todavía fresco. Cuanto más esperes, menos posibilidades tienes de tener éxito.

También te puede interesar: Estas estrategias te van a llevar a ser más eficiente en tu trabajo

2. Empieza el día a mediodía

Esto te obliga a acortar tu tiempo de actividad antes de tener que empezar de nuevo.

3. Divide el trabajo en trozos pequeños

Si comienzas en partes pequeñas, puede que no se sienta tan desalentador. O en términos para tu cerebro, puede no parecer tan desagradable el hacerlo.

4. Dile a otras personas

Existe algo llamado la ciencia de la persuasión y la influencia, que deberías utilizar si deseas cumplir con los compromisos que has hecho a los demás.

5. Deshazte de cosas que pueden interrumpirte

Tan difícil como podría ser, poner tu teléfono fuera del alcance. Es demasiado fácil recogerlo y jugar con él.

6. Planea un “día sin demoras y sin excusas”

Toma todo lo que has estado evitando y hazlo en un solo golpe. Un día doloroso abrirá muchos más días para el placer.