Métodos con los que los grandes CEOs vencen la procrastinación

03 April 2019

Creo que ya he mencionado antes que la procrastinación es uno de los más grandes de todos los tiempos, y es que a veces eso es lo que evita que acabes tus tareas, llegues a tus objetivos, alcances tus sueños, etc, etc. Pero tampoco es algo que te frene pues es ocasionada por nosotros mismos. ¿Derrotarla? Sí, sí se puede pero antes de hacerlo por tu cuenta considera los métodos que estos CEOs tienen para dejar la procrastinación atrás.

Listas de cosas qué hacer

Los CEOs hacen listas sobre lo que tienen que hacer en el día. Esto es una forma de deshacerte de la procrastinación porque así sabrás lo que tienes pendiente y de acuerdo a como seas, es que podrás estar ansioso o un poco presionado por terminarlas en transcurso de las horas.

Algunos las hacen a la vieja usanza: lápiz y papel; otros en alguna nota de su celular.

También te puede interesar: Jennifer Lopez caminando por la calle en spandex es uber hot

Buenos hábitos en solo dos minutos

A veces la estrategia más simple funciona mejor. Una forma de vencer la procrastinación es comenzar con lo más sencillo, algo que te lleve dos minutos, de esta manera habrás empezado por lo más fácil, sí, pero ya comenzaste y si ya estás encarrerado difícilmente te vas a detener. Hazte un hábito de ello.

Completa tareas en lotes

Trata de hacer tus tareas en lotes y programa tu día alrededor de completar cada carga de trabajo. Toma tiempo entrar en ritmo pero una vez que lo hagas mantente así. Así evitarás interrupciones y te va a prevenir de procrastinar.

Las regla de los cinco minutos

Los CEOs usan esta regla de los 5 minutos (o algo parecido) en la que ven videos, platican, chatean, etc, por cinco minutos… es darse un pequeño placer de procrastinación para que una vez que se cumpla ese tiempo comiences tu tarea. Es como hacer trampa pero con cierto placer de por medio.

Termina con el “principio en mente”

Antes de terminar la tarea del día hazte preguntas acerca de lo que estás trabajando como “Si continúo trabajando qué será lo siguiente qué haré”. Escribe preguntas así en una hoja de papel y determina qué va a hacer lo primero que harás cuando comiences a trabajar de nuevo al día siguiente.