Por esto es que las startups no generan el dinero que esperan

22 July 2019

Por esto es que ahora puedes darte cuenta de que una startup no es garantía, al menos no para volverte millonario. Aunque hoy en día hay empresas de este tipo que han crecido, algunas se quedan y por esto es que eso les pasa.

50% de las pequeñas compañías sobreviven luego de cinco años. Los que logran subsistir pasado ese tiempo, un tercio, llegan a los 10. Sí, es difícil… ¿así que ganar millones? Olvídalo, al menos no lo hagas tu primer objetivo.

También te puede interesar: Nuestra ilustre Britney Spears en traje de baño y en excelente forma física

Pero calma, de que se puede se puede. De hecho todo en el mundo es posible, por lo que necesitas prepararte, aprender, leer sobre otros y sus experiencias, etc. Por esto es que considera estas tres razones.

Pocos experimentos

Prepárate lo más que puedas para ese negocio que quieres emprender, es decir, conoce tu mercado, quiénes van a ser tus competidores y cómo tu producto es mejor que el de ellos. Prueba y experimenta. Quienes no se arriesgan siquiera antes de tomar el ya de por sí gran riesgo que es emprender, no están tan bien preparados.

Encuestas, focus group, todo eso de lo que has escuchado hablar es vital para que cuando inicies y te lances de forma oficial, no la sufras tanto. Y es que la mayoría de emprendedores se lanzan a al aventura sin siquiera tomar cierta preparación.

No se concentran en las pequeñas victorias que tienen grandes resultados

Los pequeños logros son muy importantes

¿Qué puede ser un gran logro para ti? Ganar tu primer millón… no de pesos, ¿de dólares? Claro que eso sería excepcional pero quizá eso nunca pase o si sí, será en muchos años. Por eso es que tienes que celebrar los pequeños logros como grandes victorias. Cada uno de ellos son vitales para llegar al punto máximo.

Jeff Bezos de Amazon así lo hizo. No fue si no hasta el 2005 cuando tuvo ganancias luego de nueve años de haber formado su empresa.

Agilidad y flexibilidad

Sé flexible y busca adaptarte rápidamente al mercado, es decir, no seas rebuscado con tus procesos, hazlos sencillos y pon atención a la competencia, adáptate. Tu estrategia no siempre te va a funcionar a pesar de que antes te haya dado resultado. Ten en cuenta que vas a tener que hacer cambios a lo largo del proceso y cuando así sea, ten la disposición de volver a arriesgarte.