Razones por las que es increíble llevar a tu perro a la oficina

12 February 2018

Cada vez que te vas de tu casa te desanimas y hasta te sientes mal por dejar solo a tu perro en casa o en alguna guardería especializada…. ok, sabes que a veces no hay de otra y así debe ser, incluso hasta desearías llevártelo siempre. Bueno… eso no es mala idea, de hecho sí puedes hacerlo.

Algunas oficinas son buena onda y dejan que lleves a tus perros; otras son muy amargadas y no dejan (esas por lo general son las de corporativo, etc.). Pero las empresas que sí dan chance tiene puntos a su favor porque tú, como su empleado, eres el más beneficiado porque así no te separas de tu mascota.

Sales de la monotonía y rutina

Todos los días haces lo mismo: te despiertas, te bañas, desayunas, te vas al metro, te estresas porque hay mil empujones y finalmente llegas a tu trabajo. Osea, eres un aburrido.

El que un perro llegue hará que cambie todo; de sólo estar ahí te vas a levantar de tu lugar a ver qué pasa, te vas a sorprender (cosa que no te pasa a diario) y sobre todo, harás algo nuevo dentro de la monotonía de tu día; o lo que es lo mismo, vas a sonreír.

También te puede interesar: Sitios gratuitos de sonidos ambientales que necesitas para mejorar tu oficina

Te hace feliz

¿Cuál es la finalidad de los perros en el mundo? Hacernos felices, y no lo digo yo, lo dice gente como El encantador de perros, César Millán.

De estar chutándote la jeta de tu jefe a recibir un lengüetazo de un perro, mil veces prefieres al perro. Y verás que todos en la oficina harán lo mismo: irán a verlo, la mayoría estará alrededor de él, se olvidarán de los problemas personales y se van divertir.

Convives con los demás

Y como el perro reúne a todos, sirve para que convivas con tus compañeros de trabajo en un ambiente que no sea de chamba. Comienzan a platicar sobre sus experiencias con perros o de sus propias mascotas.

Desestrésate, aprovecha la novedad en tu lugar de trabajo y relájate con los demás.

Evitas destrozos en tu casa

Si llevas a tu perro a la oficina piensa que los más beneficiados, aunque lo parezcan, no serán tus compañeros de trabajo, si no tú y tu mascota. Evitarás desastres en tu casa y ahorrarás tiempo en limpiar. Y a todos les harás el día.

Toda la oficina le da amor

¿Lo mejor? Tu perro será el más feliz por recibir el cariño de todos: desde caricias hasta algunos besos, y quién sabe, uno que otro se animará a pasearlo.

Puedes estar tranquilo y ya sin preocupaciones de que se quedara solo en casa llorando, así lo tienes contigo y con la confianza de que anda por ahí todo divertido.