Sin llorar. Así puedes ahorrar con los útiles escolares de tus hijos

07 August 2019

En estas fechas tienes que gastar pero que sea sin llorar. Sabemos que cada inicio de ciclo escolar le sufres para los gastos escolares de tus hijos. Para que tu cartera, cuenta bancaria y sobre todo economía, no se vea tan afectada, estos consejos pueden serte de ayudar para ahorrar y aún así cumplir con esos útiles que se necesitan para el esperado regreso a clases.

sin llorar

Así sí vas a quedar sin llorar y tu cartera te lo agradecerá.

Las tres “r”

La regla de las tres “r” son Reducir, Recilar y Reutilizar. Así de sencillo… no compres todo nuevo. Checa que tienes de años pasados o de ahora tus hijos mayores que se puede volver a usar. Aprovecha todo, sobre todo si aún lo tienes en buen estado.

También te puede interesar: El perrito de Sophie Turner es tierno pero eso no es lo mejor de estas fotos

Feria de útiles escolares

Cada año la Profeco (Procuraduría del consumidor) hace ferias de útiles en toda la República mexicana. Ahí se venden todo lo que necesitas para la escuela y además a muy buenos precios para que no la sufras.

Lista

Es lo clásico pero muy necesario. Haz una lista de los artículos que sí necesitas y que son indispensables, así les darás prioridad antes que a los que no necesitarás tanto.

Anticípate

Para evitar gastos de más y de verdad ahorrar, anticípate a las compras y no dejes todo para el final porque de ser así los precios se van a elevar. Además, con tiempo todo lo puedes hacer como por ejemplo comparar costos.

Calidad

Compara precios, no te vayas con lo más barato pero tampoco te vayas con la finta de que lo más caro es lo mejor. Por eso el que te des tiempo y hagas una balanza que te va a llevar a ahorrar, peor sobre todo vas a quedar sin llorar por el desfalco.

Meses sin intereses

Aunque eso de meses sin intereses suene muy bonito, no lo hagas. Y es que en un a´ño te vas a encontrar en la misma situación de comprar útiles escolaress y quizá ni hayas terminado de pagar lo del año anterior.