Por esto es que tu roomie es lo mejor que te ha pasado y quieres vivir con él/ella para siempre

11 October 2017

Compartir el hogar con un ser denominado como “roomie perfecto”, es un milagro de la vida y tú deberías estar agradecida/o con la vida por tener a ese ser de bondad en tus aposentos.

La vida te ha premiado con ese roomie, una persona con características aún más difíciles de encontrar que el mismo Pie Grande o el Monstruo del Lago Ness. Pero no te debes confundir. Sólo los características aquí expuestas, corresponden a esa maravillosa persona.

Si cumple con todos los puntos, nunca dejes ir a ese ser de luz y vive con él/ella toda tu vida si te es posible.

Hace la limpieza de las zonas comunes. Y cumple con el calendario

Se dividen semanalmente la limpieza de ese cuadrante mágico (sala-comedor-cocina-baño) y cumple. Como un extra, qué bonito le quedó y qué limpio se ve ese refrigerador. Esa persona es una bendición.

Compra un 33% de comida más porque sabe que vas a querer agarrar algo de lo suyo

El perfecto roomie siempre tendrá reservas de alimentos básicos para la supervivencia del lugar y los que le habitan: pizza, huevos, leche y cerveza. Mucha cerveza.

Tira el envase de leche por iniciativa propia

Parece una tontería, pero… ¿hay algo que de más coraje que ir con toda la ilusión a tomar leche por la mañana para el café y que sólo quede una gota en un envase prácticamente vacío?

No es “codo”

Entiende que el Internet, la luz, el gas y el Netflix están para usarse y no pone caras si hay que poner algo más para cubrir los gastos comunes. “Hoy por ti, mañana por mí” aseguran que se le oye decir cuando salen estos temas.

Toca antes de abrir las puertas

Es de todos sabido que al compartir casa tu intimidad se ve reducida en un 24,63%. Ese momento incómodo en el que alguien abre la puerta y estás en el baño haciéndote una foto sin camiseta para Snapchat, no existe. Pues el perfecto roomie llega, y toca. Sí, toca la puerta. ¿Increíble, verdad?

No te juzga por la música que escuchas de verdad

Reconozcámoslo, “Aserejé” de Las Ketchup es un temazo, pero no queda bien decirlo o publicarlo en las redes sociales. Tu roomie no se lo cuenta a nadie y te cubre en la próxima conversación en la que digas que el último mixtape de Drake no es tan bueno como el de 2015.

No sólo te pregunta antes de hacer una fiesta, sino que insiste en que traigas a tus amigos y hacer un fiestón

“Cuantos más mejor”, “Donde caben dos caben tres” y otra serie de refranes para convencerte de que no pasa nada. Que seguro que la gente habla bajito. Increíble.

Tiende la ropa que dejaste olvidada en la lavadora

Eso sí, no va a llegar y planchártela también. Es un roomie perfecto, no tu sirviente. No abuses, sólo dale amor.

Podría presentarse a Masterchef si quisiera

No estamos hablando de que consiga hacer una pizza y palomitas sin que se le quemen, no. Hablamos de que sabe cocinar lentejas, caldos para cuando estás constipado, albóndigas y hasta cochinita pibil. Lo mejor: de vez en cuando hace Hot cakes para desayunar después de haber salido de fiesta.