Tus genes son los responsables de que seas madrugador o de que siempre te quedes dormido

13 July 2017

¿A qué se debe que seas más de madrugar o de dormir hasta tarde y no aprovechar despierto el resto del día? ¿Costumbre? ¿Pereza? ¿Rutina? Algo más serio que todo eso: según tus genes así serás (o no) una persona despierta desde primera hora del día.

Podrás intentar mejorar y programar tres veces la alarma del despertador, pero si tus genes no están diseñados para madrugar, no lo harás. Igual que tus genes no te permitirán quedarte más tiempo en la cama si son madrugadores.

El genoma humano tiene 15 variantes genéticas y ahí se encuentra tu propensión a ser o no madrugador, según un estudio publicado en la revista Nature Communications.

La saliva de 90.000 personas y formularios sobre hábitos de vida fueron necesarios para llegar a esta conclusión tras analizar el ADN de cada una de ellas. Divididos por edad y sexo: las mujeres son más propensas a madrugar y, obviando el sexo, a partir de los 60 años tenemos menor necesidad de dormir.

Algunos de los genes relacionados con ser o no madrugador son el HCRTR2 (relacionado con la narcolepsia), Fbxl3 (en relación con el ritmo cardíaco) y el VIP (prolonga la fase REM).