Cosas que no deberías abandonar por darle más importancia a tu trabajo

09 February 2018

Cada quien se toma su trabajo como quiere. Para unos es un medio para conseguir dinero y subsistir o cumplir un sueño; para otros es una forma de disfrutar de aquello que les gusta, pero para nadie debería suponer un sacrificio más allá del de madrugar, tardar en llegar o estresarse de vez en cuando por una entrega ajustada. Aquí te recordamos algunas cosas que jamás debes abandonar por trabajo.

Tu salud

Es difícil poner límites laborales en cuanto a salud se refiere, pero hay que cuidarse y no hacer excesos de los que te puedas arrepentir. Nada de dormir de menos y estresarse de más, nada de no comer para acabar un trabajo. Tú eres más importante que cualquier tarea.

Tu familia y amigos

Necesitas tu trabajo para sacar a tu familia adelante pero, ¿de qué sirve quedarse siempre hasta tarde? Nadie te va a pagar ese cuarto de hora de más que echas cada día, sin embargo para tus seres queridos puede ser clave verte un cuarto de hora más al día. Piénsalo.

Tu cordura

Todos tenemos un límite. Ni puedes ser el paño de lágrimas de la oficina, ni el segundo de abordo que siempre ayuda al jefe a salir de varios atolladeros. Piensa un poco en ti y escapa de esa gran cantidad de presiones innecesarias que tienes. Desconecta al salir del trabajo.

Tu identidad e integridad

No puedes dejar de ser quien eres para ser uno más. Tú tienes tu forma de pensar, tus ideas y tus valores y si no coinciden en absoluto con los de tu empresa, debes mantenerlos aunque sea al margen. Sigue siendo tú bajo cualquier concepto y no hagas lo que te incomode.

Tus contactos

¿Por qué no vas a seguir siendo colega de ese compañero de la competencia que iba contigo a la escuela y/o universidad? No te dejes absorber por ninguna política de confidencialidad. Una cosa es que no abras la boca y otra que tengas que perder el contacto.