Errores que tu jefe comete y te afectan a ti y tu trabajo

08 January 2018

Aquí hay de dos: O piensas que tu jefe es la persona más inteligente que jamás haya existido sobre la faz de la Tierra o bien, que es un completo inútil y que tú harías mejor su trabajo. Cualquiera que sea el caso, en ambas circunstancias todos somos seres humanos y nos podemos equivocar. Pero si eres un “jefe” que busca el bienestar de la empresa, debes voltear a ver a quienes hacen esa empresa: los empleados. Si de plano no ves por ellos, no hay mucho futuro en ese lugar PARA NADIE.

No escuchar a los empleados

Lamentablemente algunos jefes, y destaco lo de “algunos”, sólo quieren infundir poder y propiedad sobre su gente. Algunos otros escuchan lo su gente tiene que decir, aportar y hasta quejarse. Sí, quejarse, pero siempre y cuando sea de una buena manera y con argumentos.

El saber qué opinan los empleados va a construir confianza en el ambiente de trabajo. No hacerlo y sólo imponer reglas van a anular cualquier indicio de liderazgo en el supuesto jefe. En vez de querer acercarte a tu superior laboralmente hablando, te vas a querer alejar.

No ayudar a su gente o colaborar juntos

Es muy común que los jefes se sientan intocables, que por estar en esa posición de líder o de “poder” sólo les toque decidir y ya. Pero si llegaron ahí es por algo y ese conocimiento deben compartirlo y de alguna manera transmitirlo a su gente y de alguna manera entrenarlos.

Quienes aplican ese tipo de liderazgo y comparten su conocimiento, tienen más seguidores y producen mejores resultados en conjunto y en menos tiempo. Una vez que esto se establece, hay un mejor diálogo que promueve que el empleado se acerque, pregunte, comparta sus dudas y se sienta apoyad, lo cual ayudará al crecimiento de la empresa. Si sabe que el “jefe” sólo va a regañar y hacer comentarios nada agradables, el “jefe” se puede olvidar de ser considerado un líder y por un supuesto, una figura de inspiración.

No reconocer a sus empleados

Es muy común que los jefes a veces reconozcan a los cabecillas de área sobre algún logro de la empresa; es todavía peor cuando lo hace en público. ¿Y los demás? Todo líder debe reconocer la labor de TODOS los que participan en su empresa, crear esa apreciación que el ser humano necesita. Es muy fácil regañar a la gente pero nadie elogia cuando hay que hacerlo.

No darle la suficiente información a los empleados

Y con eso de información no me refiero a cuando no das el brief de la junta completo, si no más bien a los cambios por los que la empresa está pasando, sean buenos o malos, etc. Si habrá cambios es sano informarlos para, dentro de lo que quepa, no crear incertidumbre. Mientras más comparta tu jefe contigo, hará que se creen nuevas y mejores estrategias.

El hacer todo lo contrario sólo va a crear distanciamiento, disminución de confianza y una gran baja de moral y desconexión.

Un buen jefe siempre tiene las puertas abiertas para su gente

Esa es la mejor comunicación que se puede crear entre un jefe y empleado. ¿Quieres ser un líder? Establece ese vínculo con tu gente. Un empleado jamás se va a acerca a pedir un aumento si sabe que eres un mamón o que vas a inventar mil pretextos para no dar un aumento. En cambio, si existe esa conexión de hablar las cosas, puedes establecer y de manera franca, el por qué no hay posibilidad de un aumento, etc.

Un empleado se debe sentir parte del equipo, después de todo él y la demás gente a su alrededor son LA empresa y no sólo el “jefe”. Eso qué.