La gente exitosa termina su trabajo en jueves y es libre de estrés el fin de semana

07 February 2018

Muchos de nosotros en algún momento nos hemos enfrentado a un fin de semana con estrés gracias a que el trabajo en la semana se acumuló, y eso de que un “finde” es para descansar pasa a ser únicamente un mito.

Pero aquellos que son exitosos no saben de lo que hablamos. Ellos hacen lo necesario durante cuatro días de la semana para descansar y divertirse los tres días restantes. Así es como le hacen.

Se programan intencionalmente

Al programar tu semana de manera intencional tienes el objetivo de ver al viernes como el día extra agregado al final de la semana de trabajo. Un día para el cual todas las tareas semanales están terminadas y finalmente poder tener la cabeza vacía.

Esto significa que vas a querer evitar programar reuniones, llamadas telefónicas y otros encuentros importantes ese día (a menos que sea solo una reunión casual de café con alguien). El viernes se contempla como un día de descanso  que cuesta esfuerzo y eso te obliga a hacer lo necesario para obtenerlo.

Y no, no siempre tienes control completo sobre tu calendario. Sin embargo, es importante que verifiques a menudo a través de tu calendario para ver cómo se perfila la semana. Si crees que tienes demasiados compromisos y no tienes suficiente tiempo para trabajar, tendrás que ver lo que puedes mover o retroceder.

Se enfocan en las prioridades

Tú comienzas la semana con las mejores intenciones y una lista de las cosas que vas a abordar en la oficina. Pero cuando el viernes está cerca, te sorprendes al darte cuenta de que apenas lograste algunos de ellos. Estabas demasiado atrapado en las emergencias que aparecieron.

La mayoría de nosotros pasamos demasiado tiempo en lo que es urgente y no el suficiente en lo que es importante. A menudo hay una gran diferencia entre cómo estás realmente pasando el tiempo y cómo debes pasarlo. Y, si deseas reservar el viernes como espacio libre, vas a necesitar evaluar constantemente tus prioridades y asegurarte de que estás canalizando tu energía en las cosas correctas.

Dejan de lado las distracciones

Por supuesto, vas a necesitar maximizar cada minuto de los días que realmente tienes para trabajar. Y eso significa minimizar las distracciones tanto como te sea posible.

Si no puedes concentrarte en tu escritorio con el ruido de la oficina y con las llamadas telefónicas que ocurren a tu alrededor, intenta encontrar un lugar tranquilo para que puedas entrar en un espacio en blanco donde trabajar libremente y concentrarte.