Por esto es que debes comenzar a quitar tu foto de tu currículum para destacar más

04 January 2018

Llega un momento inevitable en el que todos nos tenemos que poner a buscar a trabajo. Y la cosa no está fácil. Somos muchos al mismo tiempo buscando la misma oportunidad. Y destacar entre esa maraña de currículum no es tarea fácil,.

Con la implantación del currículum ciego —sin foto y sin datos personales—, ya no tendríamos que estar pensando cuál es nuestro lado bueno para la foto que vamos a poner. El objetivo que persigue esta medida es acabar las discriminaciones pero, aunque al evitar poner todo tipo de datos de personales —sexo, edad, raza, etc.— se avanza en esa dirección, tampoco se acabará con ellas. La forma en la que se redacta el currículum, da pistas clave sobre nosotros.

Para eso, te dejamos algunos consejos de redacción para pulirlo.

No aburrir

Nadie se lee nueve páginas en las que un candidato cuenta su vida y milagros. El currículum “no debe ser demasiado extenso”. En dos páginas máximo debes ser capaz de resumir tu formación, experiencia, conocimientos, habilidades e intereses. Debe ser claro, conciso y tener un toque personal que atraiga al que lo vaya a leer. Este toque personal puede ser un extracto al inicio en el que hagas una síntesis de quién eres y por qué eres la persona adecuada para el puesto.

Habla de tus logros

Lo que has conseguido anteriormente es lo que debes destacar en el currículum. Y da igual que consideres que no son grandes logros. Haber ganado el campeonato de ajedrez en primaria; haber conseguido que los niños del campamento en el que trabajaste con 18 años se comieran las calabazas sin protestar o haber desarrollado la última innovación que va a ir en el cohete de la NASA. Lo importante es que hables de los hitos que pueden servir para el puesto al que estás optando y que den una idea de la clase de persona que eres y de las habilidades que tienes.

Destaca lo más resaltable

Si bien tienes que hablar de tus logros, no todo vale. Sí, la organización de la fiesta de cumpleaños de tu prima fue una tarea titánica, pero no no servirá como experiencia previa cuando quieres optar a un puesto de organización de eventos. Y una de las cosas que más piden hoy en día las empresas son personas con habilidades y competencias concretas.

Utiliza palabras clave

Estamos acostumbrados a utilizar tags y hashtags hasta la saciedad, y en el currículum no tiene que ser menos. Queremos que el responsable de selección, al tomar nuestro currículum vea en una sola mirada lo que nos interesa destacar, y para ello, nada mejor que utilizar palabras claves. Por supuesto, no tienes que utilizar la #, pero sí puedes resaltar palabras en negrita y usar un vocabulario que esté acorde con la oferta. Debes poner en valor aquello en lo que destacas.

Busca un formato imaginativo

Si bien no podremos poner nuestra mejor foto para que llame la atención de la persona que tiene que poner nuestro currículum en el montón del ‘sí’, podemos despertar su interés siendo creativos en el formato que elijamos.

Pero, ten cuidado, depende mucho del puesto que quieras conseguir. En finanzas, por ejemplo, opta por algo más clásico; para un trabajo en un departamento de marketing, las opciones son tan variadas como te dé la imaginación. Un formato imaginativo te dice que al candidato le interesa la oferta.