Si quieres tener el fin de semana libre de trabajo, esto es lo que debes hacer

10 May 2018

Estamos completamente seguros: en más de una ocasión has querido apagar el teléfono o la computadora en un fin de semana y disfrutar de un road trip o un día en cama con Netflix y pizza. Por una u otra razón, no lo has logrado.

Que porque no acabaste el trabajo el viernes, que porque se te juntó la chamba y la próxima semana vas a sufrir el doble o porque a tu jefe se le ocurrió mandarte más trabajo que no tenías contemplado.  Siempre hay una cuestión que te impide disfrutar de tu tiempo libre.

La solución está en disciplinarte y llevar a la orden estos tres puntos durante la semana. Ya nos agradecerás después.

Bloquea tu tiempo libre

El consejo más importante que te podemos dar es hacer un bloqueo total de tu fin de semana. ¿Cómo? Teniendo en cuenta esas 48 horas de no trabajo no son negociables.

De esa forma, cada vez que te encuentres diciendo, “Eh, esto lo podría terminar este fin de semana…” o queriendo asumir un proyecto extra que podrías hacer el sábado, te recordarás (o recordarán) que ese tiempo literalmente no está disponible en tu calendario.

Administre mejor tus días

Para conseguir tu tiempo libre, decir que el sábado y domingo están fuera de los límites no es suficiente. Después de todo, los correos electrónicos seguirán llegando y el trabajo continuará acumulándose, independientemente de lo que quieras hacer.

Por lo tanto, en lugar de ceder y sólo hacer un poco el sábado por la mañana, es necesario que acabes con todo antes. Resulta que, si eres mas productivo de lunes a viernes, el sábado automáticamente te apagas.

También te puede interesar: Pasos fundamentales para crear una empresa en México

Los lunes debes enfocarte en la organización general y los viernes en la creación de redes y conexión con otros, permitiéndote tener siempre objetivos que no sean simplemente disminuir tu carga de trabajo. De esa manera, tampoco te preocupas por esas cosas los fines de semana.

Debes intentar algunas estrategias diferentes en la administración de tiempo, con tal de usar perfectamente los cinco días hábiles de la semana.

Limita el tipo de trabajo que harás los fines de semana

Y bien, si simplemente no puedes soportar la idea de desconectarte el fin de semana, lo entendemos.

Revisar algo de tu trabajo los domingos por la noche para prepararte para el lunes por la mañana, es una buena opción. Sin embargo, debes limitarte a responder mensajes de correo electrónico y nada más que eso.

Al hacer esto, puedes encontrar  que en realidad no es tan molesto el trabajo en fines de semana, y de paso te metes en la zona para comenzar un trabajo más desafiante el lunes por la mañana ya que tu bandeja de entrada no estará obstruida.

Acepta que eres uno mismo con el trabajo y aprende a convivir con él de la manera más amigable posible. Ya sabes, si no puedes con el enemigo, únetele.