Los que más se quejan son los más felices según la ciencia

15 June 2021

Ahora resulta que los que más se quejan y parecen los más infelices son los más felices de la historia. Así lo confirma la ciencia.

Muchas personas aseguran que quejarte de las cosas no sirve de nada, pero al parecer están equivocados. Ya que un estudio asegura que los que más se quejan son más felices.

También te puede interesar: Los tapabocas de luchadores que necesitas para la cuarentena

Lo sabemos, esto puede parecer una broma o ser irónico, pero al parecer si sirve gimotear por los problemas de la vida.

Todos conocemos a personas que se quejan de todo y todo el tiempo. Desde por el clima, su jefe, la comida, la vida y por un sinfín de cosas más.

Advertisement

Creemos que están amargadas y que no les sirve de nada quejarse si no hacen algo al respecto.

No buscan una solución a las cosas, pero siempre tienen una opinión (negativa) para todo, suelen ser fastidiosos e intolerantes.

Sin embargo, la ciencia asegura que no son tan malas personas como parecen y que en realidad hacerlo les brinda ventajas en la vida:

De acuerdo con el profesor de psicología Robin Kowalski de la Universidad Clemson de Carolina del Sur, “Quejarnos nos ayuda a conseguir simpatía y atención”.

El profesor y sus colegas publicaron un estudio en The Journal of Social Psychology, en el que intentan demostrar como la queja está relacionada con la felicidad.

Estudiaron a 410 hombres y mujeres, y descubrieron que aquellos que se quejaban con la intención de obtener ciertos resultados eran generalmente más felices.

En comparación con aquellos que simplemente lo hacían por “el gusto de quejarse”.

Aunque son muchos los factores que determinan la felicidad de una persona, una actitud optimista y una queja moderada puede ser una estrategia efectiva para ser más feliz.

La investigación aseguró que “se trata de elegir cuándo y con quién quejarse”.

Quejarse no es tan bueno ni tan malo…

Sin embargo, todas las quejas tienen el propósito de obtener algo, al quejarse muchas personas experimentan un descanso emocional.

También tiene la función de demostrarle a los otros que se tienen ciertos estándares.

Es decir, si se quejan de algo en específico, están dando a entender que no hacen cualquier cosa y que son selectivos en sus gustos e intereses.

Así que la próxima vez que alguien se queje de algo, piensa que está liberando su mente y anímalo a encontrar la solución al problema que lo aqueja.

Advertisement