*

¿Te sientes un plato de segunda mesa para ella? Acá te van señales de que en efecto lo eres… eres el Plan B.

señales de que

Tal vez, creas que ella es una mujer tímida o fría, porque no expresa sus sentimientos, pero la realidad es que tú eres su plan B.

También te puede interesar: El que tu ex vea tus estados de WhatsApp tiene un significado

Así como lo lees, tú eres la opción a la que ella recurre cuando su prioridad no puede o no quiere estar ahí para ella.

Si solo te busca por necesidad o favores, es una señal clara de que solo eres su plan B.

Esto no quiere decir que seas el amante, pero si hay alguien más que le interesa a ella y solo está contigo por comodidad, costumbre o en espera de una “mejor opción”.

Es momento de que veas que no quieren lo mismo y que ella solo te está utilizando:

Señales de que ella te considera su plan B

1. Te llena de excusas
Mientras tú siempre tienes tiempo para verla, complacerla y darle tiempo de calidad, ella solo se dedica a decirte excusas para no darte lo mismo.

Pareciera que siempre hay algo más importante que tú, porque jamás tiene tiempo para demostrarte lo que dice sentir por ti.

2. Te hace sentir inseguro
Sabrás que eres su plan B, porque no te valora y tampoco te respeta.

Es decir, te hace sentir que no eres suficiente para ella, que necesitas cambiar o “mejorar” para que estés a su altura.

Lo peor es que siempre vives a sus pies, haciendo de todo para que te considere digno de su amor, pero nada es suficiente para ella.

3. Le das igual
Un día sí, al otro no y después no sé. Cada día siente algo diferente por ti y jamás tiene claro lo que son o lo que quiere de su relación.

El mayor problema es que no te suelta y tampoco te deja ser feliz, debes estar ahí a su lado, hasta que se decida.

4. Huye de los momentos importantes
Cuando eres el plan B de alguien, estás en su vida, pero no formas parte de ella. Es decir, no estás en los momentos importantes o cuando hay problemas.

Aunque tú quieras apoyarla o ayudarla, ella no te permite entrar. Solo recurre a ti cuando necesita algo, pero no te deja involucrarte más allá.

Lo mismo pasa cuando tienes un problema, es tu novia en los momentos de placer, pero una desconocida en los días difíciles.

5. Siempre das más
No hay un equilibrio en su “relación”, mientras tú das todo, ella no te brinda ni lo mínimo.

Siempre estás dando más para cubrir lo que ella no puede o no quiere darte. Es decir, vives de justificarla y creer que algún día será mutuo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.