*

Si eres amante del vino y además disfrutas viajar por México, te recomendamos estos tres pueblos mágicos que combinan todo lo anterior.

Estos tres destinos turístico te van a embriagar pero de fascinación, pero si eres amante del vino, entonces ir a estos lugares te van a sentir bien y muy feliz.

También te puede interesar: Los tapabocas de luchadores que necesitas para la cuarentena

Parras de la Fuente, Coahuila

Parras es la cuna de esta industria en México, tiene grandes bodegas que rayan en la historia.

Sus viñedos poseen increíbles paisajes que puedes gozar mientras bebes una copa de vino. Hay recorridos especializados en las bodegas Casa Madero, Don Leo, Rivero González, donde, además de enseñarte el proceso del vino, se concluye en una degustación de las etiquetas disponibles.

Tecate, Baja California

Dicen que Tecate es la puerta norte de la ruta del vino. Hay varias bodegas alrededor del pueblo donde se disfruta vino bajacaliforniano.

Hay vinos de poca producción por lo que quizá es mejor conseguir probarlos en sus restaurantes, donde puedes conocer también su gastronomía local.

Los vinos recomendados de este pueblito mágico son Tanamá, Veramendi, vinos Rosa de Castilla o los reconocidos vinos de Casa Bichi.

Tequisquiapan, Querétaro

El clima de Querétaro es estupendo, por lo que probar sus vinos dentro de él y a la vez en festivales, es un festín. Destacan 100 vinos mexicanos en época de vendimia como en el Jazz en el viñedo o Wine colors music fest.

Las bodegas más importantes de la región son La Redonda, Los Rosales, Finca Sala Vivé by Freixenet, Vinos del Marqués o Viñedos Azteca.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.