Estas son las promesas que te haces cada verano y jamás cumples

18 June 2018

El verano es el nuevo fin de año. Tenemos una serie de propósitos que hemos ido acumulando los días de trabajo: esos de “cuando esté de vacaciones haré esto” que luego nunca cumplimos.

Apagar el teléfono durante una semana

Siempre has querido desintoxicarte de la tecnología, de los grupos de Whatsapp y de las llamadas que no quieres atender. Pero sabes lo mal que lo pasas cuando se te acaba la batería.

Hacer deporte

El gran clásico. Porque hace buen tiempo, porque toca lucir barriga o por cualquier otra razón que nunca pesa lo suficiente como para empujarte a empezar.

Ahorrar para hacer un viaje

En pleno febrero piensas en el Viaje del Verano así, con mayúsculas. Pero de repente estás en junio y no sabes muy bien por qué no te queda tanto dinero como pensabas.

También te puede interesar: Hábitos que deberías tener por la mañana para empezar mejor cada día

Leer mucho

Ahí sigue, intacta, esa lista de libros que prometiste leer, de clásicos indispensables de los que todo el mundo habla en conversaciones en las que tú te mantienes al margen.

No beber tanto

Y aquí es donde has invertido y seguirás invirtiendo a lo largo de estos meses, gran parte del dinero del Viaje del Verano.

Pasar más tiempo con tu madre, padre, abuela

O quien quiera que sea ese familiar que te llama siempre para recordarte que le hagas una visita que siempre pospones.

Agarrar el tono de moreno perfecto

Pero llegará septiembre y/o tu moreno estará más que perdido, o lo que es peor: nunca habrá llegado.