Estos personajes de películas jamás los vas a querer tener como compañeros de trabajo

24 June 2017

Estos villanos se llevaron la película en la que salieron. Sus acciones y el actor que las llevó a cabo, hicieron que el verdadero protagonista de la cinta quedara borrado casi por completo. Ni en sueños los quieres de jefes o compañeros de trabajo.

Mr. Blonde en Reservoir Dogs

Nadie quiere a un sádico como enemigo, más si su diversión es cortar parte del cuerpo humano al ritmo de la música.

En Reservoir Dogs eso es lo que hace Mr. Blonde, el personaje interpretado por Michael Madsen, quien dejó un gran sabor de boca en esta cinta.

Como dato extra, Mr. Blonde es hermano de Vincent Vega (John Travolta en Pulp Fiction) en el universo de películas de Quentin Tarantino.

Calvin Candie en Django Unchained

Eres millonario, tienes poder y esclavos. Tu diversión es ver peleas de verdad entre tus empleados… sí, ese es tu entretenimiento. Bueno, ¿no? Todos te temen.

Lo anterior fue el papel de Leonardo DiCaprio quien, por completo, borró a Jamie Foxx en su papel de Django.

Terence Fletcher en Whiplash

Si viste la película, sabes que este villano representa a esas personas despiadadas que puedes tener como maestro en una escuela o peor todavía, ya como adulto en tu trabajo, donde te hace ver como inútil, te presiona al máximo y te hace pensar que tu vida apesta; no sirves para nada.

¿Ves? Por eso lo quieres de tu lado y no contra ti.

Anton Chigurh en No Country For Old Men

Chigurh fue interpretado por el español Javier Bardem y fue el personaje que le valió un Óscar.

Una de las cosas que más se quedaron en la gente del personaje fue no sólo ser una persona sin alma, si no también su peinado… ese corte de cabello simple y sencillamente es horrendo para una especie de Terminator de carne y hueso.

Commodus en Gladiator

El hijo del emperador en Gladiator es un ser vil al que no le importa matar a su padre para llegar al poder. Ese fue su rol, el cual fue interpretado por Joaquin Phoenix, quien brindó hegemonía al personaje, pero al mismo tiempo dejó ver un lado infantil que no permitía que Commodus fuera tomado en serio por su gente.