Gente exitosa te dice cómo lidiar con personas tóxicas

27 May 2019

Es un hecho que en cualquier trabajo te vas a encontrar con gente que te va a molestar, que vas a odiar, que no te va a caer bien y con la que de plano no vas a conectar en nada, pero tienes que lidiar con ella porque trabajan juntos. Ni modo.

Por eso es que tienes que aprender a relacionarte con este tipo de personas que además de ser molestas, se creen superiores más inteligentes y además son maleducadas. Y bueno, a todo esto tú tampoco eres perfecto así que checa cómo lidiar con esta gente.

También te puede interesar: Taylor Swift volvió a eso de las andadas de piernas sexis

No a todos les vas a caer bien y viceversa

No a todos les vas a caer bien y ellos a ti tampoco así que empieza por ahí, acéptalo. ¿Por eso eres mala persona? Para nada y quizá los otros tampoco, simplemente no se llevan o son a fines. Pese a lo anteriores tienes que encontrar la forma de trabajar en conjunto y eso va a necesitar de tu paciencia y esfuerzo.

El tacto por encima del temperamento

No sea temperamental, y sé que eso es difícil pero solo inténtalo porque el tener tacto te hará más poderoso en el buen sentido. Y es que el que tengas decoro en un desacuerdo te hará mejor; ellos simplemente se sentirán débiles.

Esto hará que te vean como alguien muy profesional y muy positivo.

No es nada personal

Si una persona tóxica quiere minimizarte, no lo tomes personal. Puede que esa gente lo haga para quedar bien y hacerte ver mal. Simplemente abre tu perspectiva ante la situación y sé abierto.

Sé mejor persona

Es fácil estallar o ponerte a la defensiva ante la gente tóxica pero si te pones a su nivel tú vas a quedar como el malo de la película, créeme, me ha pasado… No dejes que tus emociones se apoderen de ti y te hagan ver mal; no grites, no reacciones negativamente.

Acuérdate de tener decoro y ser diplomático.

Elige tus batallas

No todas las discusiones van a valer la pena; habrá algunas en las que sí tengas que dar a entender tu punto pero en otras no. No te esfuerces y te desgastes cuando no vale la pena.