Las mujeres solteras y sin hijos son las más felices según este estudio

03 July 2019

¿Cuántas veces a las mujeres no les han dicho que deben casarse, tener hijos y viviendo con un hombre como esposo (sí, la gente sigue siendo tan cerrada que jamás dicen que se casen con otras mujeres) y ser felices “para siempre”? Deplorable, lo sé.

Pues este estudio te hará ver las cosas de una forma muy distinta porque las mujeres pueden NO tener hijos y ser muy felices, y mejor todavía… como solteras.

También te puede interesar: Nuestra ilustre Britney Spears en traje de baño y en excelente forma física

De acuerdo a Paul Dolan, doctor y profesor de ciencias del comportamientos en la Escuela de economía de Londres, Inglaterra, en su investigación y estudio psicológico, afirma que este tipo de personas pueden ser más felices sin tener que juntarse con alguien o tener mil bebés.

Según sus palabras la “felicidad” es algo totalmente subjetivo, cosa que no le discuto, pero la sociedad conservadora que tristemente se mantiene hasta hoy, cree la felicidad es igual al matrimonio.

“Este sector de la población es más dado a permanecer siempre sano, sustentable (…) ahorra mucho más para los fines que decida. Está demostrado que las mujeres solteras sin hijos pueden vivir de cinco a 10 años más que sus contrapartes establecidas en una familia”, afirma Dolan.

Y es que el embarazo, así como el parto, demuestran un gran desgaste emocional y no solo eso, también uno físico que después de dar a luz, tiene consecuencias.

En su publicación Happy Ever After: Escaping the Myths of the Perfect Life, dice haber monitoreado a casi 2 mil mujeres, todas ellas mayores de edad y casadas o solteras, y de eso llegó a la conclusión que pese a lo que puedas pensar, los hombres son más felices cuando se casan porque eso los hace sentir importantes.

“Mi consejo es: si eres hombre cásate, si eres mujer evítalo”

El autor también afirma que si las mujeres se casan, al llegar a la mediana edad solo van en picada porque los hombres se vuelven dependientes de ellas, lo cual hace que ellas no tengan su espacio y su propia libertad.

Pese a lo dicho, Dolan no cree que tener hijos no sea algo inolvidable pero que en efecto, no es para todos.

“Es completamente normal y entendible no querer hijos en nuestra época (…) cumplir esa meta al pie de la letra conlleva a la realización… pero a pesar de eso, a veces la culpa y los roles esperados ganan, produciendo mayor infelicidad”.