Usar estos utensilios de cocina pone en riesgo tu salud

15 February 2018

Si eres de los que jamás cambia los utensilios en la cocina, te interesa leer esto y mucho.

Varias de las cucharas o cosas similares que utilizas para cocinar pueden hacerte daño. Claro, no las comes pero sí las usas para preparar la comida, y esa sí que te la comes. He ahí el problema.

Esto es una recomendación para que veas de qué están hechas las cosas con las que te prepararas tus alimentos y veas si los cambias por otros hechos con materiales menos dañinos.

Plomo

¿Cuántos utensilios tienes hechos con plomo? De hecho es muy improbable que lo sepas pero varios de los artículos de vidrio son cubiertos por plomo. A simple vista éstos no son dañinos pero si los usas para calentar comida a altas temperaturas en el horno, el plomo se vuelve tóxico. Otro tipo de cerámica también tiene plomo, por lo que recomendamos preguntar antes de comprar.

Cobre

Hay utensilios de cobre que están cubiertos por acero inoxidable o estaño. Esos son los que tienes que comprar aunque son muy caros. Los que no debes utilizar son los de cobre que no tienen recubrimiento alguno; ¿por qué? El cobre puede comenzar a derretirse y combinarse con lo que estés cocinando y así intoxicarte.

Plástico y madera

Estos son los más recomendables para utilizar porque de acuerdo al uso que le des es que son mejores. Si los de plástico los dejas mucho tiempo al calor, casi al nivel de derretirse, entonces puedes enfrentarte a comer plástico. Con la madera lo mejor es que limpies muy bien el utensilio para que así no se formen microorganismos con los restos de comida.

El aluminio, entre muchos otros materiales existentes para los utensilios de cocina, es barato y además dura bastante. Opta por el grueso porque es difícil que se oxide.

Ahora bien y en general, ¿tienes de qué preocuparte? Sí y no. Sí porque es lo natural que quieras lo mejor para ti; y no porque hay normas oficiales mexicanas (así como también la FONART en cuanto a la cerámica), que realizan estudios y desempeños de calidad para que estos no resulten dañinos y sean lo mejor que haya en el mercado.