*

¿Harto de tener un jefe? ¿Llegaste al tope de tu carrera demasiado temprano? Tal vez tu destino está en crear tu propio negocio. Sin embargo, eso se dice más fácil de lo que se hace. Esto es aún más difícil cuando aún requieres de tu trabajo actual para sustentar tu estilo de vida y financiar tus emprendimientos. Difícil, pero no imposible. Aquí te dejamos algunos consejos para que tengas más claro cómo empezar un negocio.

7. No dejes tu trabajo

Cuando alguien se pregunta cómo empezar un negocio, la primera idea que llega a la cabeza es dejar su trabajo actual para dedicarse por completo a su idea. Sin embargo, llegar a un punto en el cual un negocio nuevo tenga ganancias constantes puede ser sumamente complicado. Será más difícil y requerirá un esfuerzo extra de tu parte, pero no pierdas un ingreso fijo por algo que aún está en desarrollo.

6. Ahorra

Todo nuevo negocio requiere aunque sea una mínima inversión de capital y al inicio probablemente la mayoría de tus ingresos se utilicen para pagar gastos necesarios para la operación de tu empresa. Empieza a ahorrar para poder tener un complemento a tus ganancias o bien para financiar esos pequeños detalles que no tenías previstos al arrancar tu idea.

via GIPHY

5. Ten un plan

No estamos hablando nada más de un plan de negocios. Si quieres dejar de ser empleado necesitas un plan bien definido con las etapas en las que vas a levantar tu nuevo negocio y fijar metas realistas para que sepas realmente cuándo será el mejor momento para dejar ese empleo y dedicarte por completo a tu negocio.

4. Encuentra aliados

Parte del encanto de tener un negocio propio es la independencia y libertad de “ser tu propio jefe”, pero eso también conlleva absorber todos los riesgos y responsabilidades de levantar una empresa. Encuentra personas con intereses afines que complementen tus habilidades y posibilidades para tener un equipo más sólido y acelerar el crecimiento de tus ideas.

3. Prueba tu idea

De la teoría a la acción pueden suceder muchas cosas. Quizá tu “idea millonaria” se cae al momento de levarla al mercado. Monta una especie de piloto con variables controlables que te sirva para analizar el mercado, tus costos y obstáculos que puedes enfrentar al momento de lanzar formalmente para descubrir si es viable o no generar un ingreso con tu nuevo proyecto.

2. Organízate

Cómo empezar un negocio depende mucho de tu habilidad de supervisar y ejecutar las distintas necesidades que éste tiene. Más allá de tu actividad económica principal, es importante que contemples los aspectos legales, fiscales y operacionales que también forman parte de tu proyecto. Si no tienes todo esto claro, organizado y corriendo en paralelo, difícilmente lograrás salir avante con tu empresa.

1. No te “quemes”

La tentación de desvelarte todas las noches y privarte de tu vida social como sacrificio para tu futuro es enorme. Uno de los errores más comunes al arrancar un proyecto es sacrificar tu bienestar para alcanzar tus objetivos. Si tú no estás bien en todos los aspectos de tu vida, difícilmente lograrás estarlo para tu proyecto. No dejes de ver a tus amigos, ve al gimnasio, tómate una cerveza, sal de fiesta… Tú y tu negocio lo necesitan más de lo que crees.

via GIPHY

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.