Según Jeff Bezos, pregúntate esto antes de contratar a alguien para tu empresa

10 August 2018

Si estás empezando tu negocio y/o pequeña empresa, entonces tienes que rodearte de buena gente para laborar a tu lado, pues ellos son los que te ayudarán a construir tu idea inicial y a fortalecerla. Para eso tienes que elegir a la adecuada, ¿pero cómo empezar? Según Jeff Bezos, el magnate multimillonario que fundó Amazon, hazte tres simples preguntas antes de contratar a alguien.

Por lo general siempre que vas a una entrevista te preguntan cosas que hoy en día son realmente ridículas: “¿cuáles son tus fortalezas, tus virtudes? Defíneme tu persona en una sola palabra”. Sí, absurdas. Qué oso, ¿no? Pero quizá no necesitas de todo eso.

El buen Jeff Bezos eso se lo saltaba e iba al grano, hacía una entrevista cotidiana con lo que realmente quería saber y al terminar él mismo se realizaba tres preguntas, las suficientes para ver si ese candidato era ideal para el puesto de chamba que ofrecía. Estas eran y/o son.

También te puede interesar: Estas son las chambas en México que tienen los mejores sueldos

¿A lo largo de qué dimensión podría ser esta persona una superestrella?

“Muchas personas tienen habilidades únicas, intereses y perspectivas que enriquecen el ambiente de trabajo para todos nosotros. Es algo que por lo general ni siquiera se relaciona con sus trabajos. Una persona que trabaja aquí es campeona del concurso nacional de ortografía. No creo que eso le ayude todos los días en su trabajo pero hace que trabajar aquí sea más divertido si de pronto alguien te topa en el pasillo y te lanza un reto”.

Un gran empleado es alguien inusual y excéntrico. Estas personas que no tienen miedo a ser diferentes por lo general estiran sus límites y retan todo lo demás; surgen con las mejores ideas”.

¿Esta persona hará que aumente el nivel promedio de efectividad del grupo al que entra?

En pocas palabras… ¿esta persona nueva hará diferencia?

“Queremos combatir la entropía (medida del desorden de un sistema). La vara tiene que estar siempre alta. A la gente le pregunto que visualice a la compañía en cinco años a partir de ahora. En ese punto cada uno de nosotros debería voltear a ver a su alrededor y decir, ‘Los estándares son muy altos, me alegro haber entrado cuando lo hice”.

“¿Voy a admirar a esta persona?”

“Si piensas en la gente que admiras en la vida, quizá sean personas de las que aprendiste algo o tomaste su ejemplo. Siempre traté de trabajar con gente que admiraba y trato de que mi gente sea exigente. La vida es muy corta para ser de otra manera”.

El que logremos trabajar con gente que admiramos y respetamos nos hará mejores, así de sencillo. El aprendizaje nunca se detiene.