Libérate financieramente hablando… Hazlo de una vez

09 February 2021

Libérate… sí, de manera física y también de forma financiera. Es una realidad que puedes llevar a cabo sin poner en riesgo nada, al contrario.

La libertad financiera es un término que se ha establecido para definir la situación financiera o económica que deseas. En la cual los ingresos pasivos (los que no dependen de tu trabajo) sean superiores a lo que necesitas mensual, quincenal o anualmente para mantener tu nivel de vida. Por eso libérate.

También te puede interesar: Los tapabocas de luchadores que necesitas para la cuarentena

Cuando tu trabajo se vuelve opcional o por gusto, más allá de una necesidad, es lo que se define como libertad financiera.

Advertisement

Para algunos se consigue, en el momento en que los activos en los que ha invertido le dan la posibilidad de costear su nivel de vida, sin la obligación de trabajar específicamente para ello.

La libertad financiera entonces es: cuando se vive como se desea, no se necesita trabajar y no se depende financieramente de la familia, amigos o instituciones bancarias.

Esta libertad en tu economía habla de la posibilidad de organizar tu tiempo y tus recursos.

Si trabajas es porque lo disfrutas o resulta un pasatiempo para ti, no porque requieres una cantidad determinada para tus gastos mensuales.

Es importante señalar que no existe un ideal de libertad financiera, esto dependerá exclusivamente de lo que cada persona desee.

Si quieres lograrla, necesitas hacer esto:

Plantea un objetivo claro

De acuerdo con tu estilo de vida, gastos, deudas, sueldo y ahorro. No se trata de llegar a una cantidad imposible o que te cueste mucho tiempo.

Si no, de usar tu dinero sabiamente para en algún momento disfrutarlo sin culpas ni preocupaciones.

Determina un período de tiempo

No importa si son 6 meses, un año o 5, el punto es que hagas los posible para llegar a la meta.

Así tus esfuerzos y trabajo se enfocarán en lograrla antes de que se cumpla en plazo.

Trabaja en tener finanzas sanas

Desde gastar tu dinero de forma inteligente hasta ahorrar y evitar gastos innecesarios.

No dependas de una sola fuente de ingresos

Sí, suena difícil, pero no es imposible. Si te lo propones puedes tener una plan B que te ayude a ganar más que tu trabajo principal-

Aprender a invertir

Si solo te dedicas a ahorrar y no te atreves a invertir no podrás obtener libertad financiera.

No le temas al éxito y atrévete a invertir en algo en lo que creas que vale la pena.

¡Vas! Libérate financieramente hablando.

Advertisement