Razones por las que un obsesivo tiene más posibilidades de éxito en un trabajo

12 September 2018

Dicen que la gasolina de un emprendedor es la obsesión. Si hay algo que te tiene inquieto y estás obstinado a lograrlo, ahí tienes ya tu combustible para llegar a la meta; esa terquedad es lo que te va a llevar de la mano para que emprendas, te avientes, te aventures y ni te pongas límites para lo que quieres hacer. Todo lo anterior, en algún momento, te va a llevar al éxito y eso es algo que puedes acomodar a tu trabajo.

Que te digan obsesivo, por lo general, se toma como algo negativo pero eso solo tiene ese término si te obsesionas con algo que no es sano. En cambio si lo diriges a algo que te va a beneficiar, entonces el panorama cambia. Por eso es que si eres un obsesivo en el trabajo (o en otras áreas de la vida positiva) entonces te aseguro que vas a llegar al éxito. Aquí las razones.

También te puede interesar: Conoce las 7 maestrías más rentables en México de acuerdo a la OCC

Obsesivo del tiempo

Un obsesivo se concentra en su agenda y tiempos. Todo se tiene que lograr y hacerse conforme lo planeó, es productivo.

Energía y enfoque

Si eres obsesivo y aún no lo sabes, piensa en esto. Si un día estás con antojo de tacos y no comes nada que está frente a ti y te abstienes de hacerlo hasta que encuentres los tacos que quieres, sin importar el tiempo que pase y el hambre que tengas, entonces eres un obsesivo que se enfoca en tener lo que necesita. Toda tu energía se concentra en lograrlo. ¿Viste lo que hice ahí? Los exitosos siempre tienen esa sensación.

A los obsesivos les gusta decir que “no”

La gente exitosa es fan de decir “no” a casi todo. ¿Por qué? Están obsesionados por el éxito así que si les presentas algo que no les parezca lo suficientemente bueno, te van a decir que no para que así mejores y te superes.

Son conscientes

Un obsesivo en busca del éxito siempre se hará responsable de sus acciones, sena buenas o malas. Si un negocio no le dio resultado como esperaba no va a culpar a sus empleados si no a él o ella [email protected], por no haber tomado la decisión correcta. El fracaso va a ser solo una piedra en el camino pero servirá de experiencia para mejorar.

La obsesión te motiva a pensar y a crear; innovas

Ser obsesivo es casi sinónimo de ser insaciable. Eso te lleva a siempre estar pensando en nuevas ideas y oportunidades; lo anterior puede llevarte a mejorar lo que quieras mejorar, a crear cosas inéditas o a reflexionar.